Lo peor de cometer errores, es no aprender de ellos